Saltar al contenido

Mobilidad sostenible e integración en el espacio público en la ciudad de Maputo

La ciudad de Maputo, capital de Mozambique, lleva muchos años conviviendo con un crecimiento descontrolado de su población. Lejos de estabilizarse, este hecho aumenta aún más, la desigualdad entre una parte de la población muy rica y la gran mayoría de ciudadanos con pocos recursos económicos. Maputo, junto con sus poblaciones adyacentes cuenta con una baja cifra de ciudadanos en proporción a la gran extensión de territorio que ocupa. Este crecimiento urbano de baja densidad ha sido acompañado por un cambio en los modelos de vida hacia dinámicas más consumistas. Todo ello supone un aumento exponencial en los desplazamientos cotidianos en la metrópoli para los que el sistema de movilidad no estaba preparado. La empresa pública de transportes de la ciudad (EMTPM) satisface sólo un 20% de la demanda mientras que el 80% restante es realizado por operadores de transporte alternativos popularmente conocidos como "Chapas". Esta situación ha acabado derivando en problemas muy poco favorables para la ciudad de Maputo. Entre ellos resaltan la ausencia laboral y el cansancio de los ciudadanos, la desigualdad de acceso a los recursos de la ciudad y una gran amenaza para la salud y la integridad personal debido a la contaminación. Hasta ahora, el Estado ha sido incapaz de sobreponerse en este nuevo escenario debido al precario presupuesto público y unas estructuras muy poco flexibles que impiden ofrecer una red de transporte digno.

Arquitectura Sin Fronteras tiene por objetivo, en este proyecto, defender un acceso a la ciudad igualitario, bajo unos criterios de equidad social, sostenibilidad ambiental y racionalización de los recursos. Entre los diversos conflictos presentes en el sistema, se ha escogido actuar en la mejora en la visibilidad y señalización de múltiples paradas de transporte. Esta opción resulta ser la más adecuada para las intenciones y presupuestos del ayuntamiento y la que a la vez nos permite intervenir en la mejora del espacio público. Para desarrollar este proyecto, se han impartido talleres de sensibilización a varios técnicos municipales sobre la importancia de una buena red de movilidad y un buen espacio para peatones. Es así, como, conjuntamente con los técnicos del ayuntamiento se han escogido las paradas a formalizar. Esta elección hará posible una mejora de la reordenación y jerarquización del uso del espacio público para dar prioridad al peatón y al transporte público. Por otra parte también, se ha diseñado un modelo de señal informativa para cada parada para facilitar información sobre la red de movilidad pública al ciudadano. Y finalmente, con la mirada puesta en el futuro, se escogerá un modelo de marquesina tipo previsto para irse replicando en cada parada para regular el estacionamiento descontrolado y la subida y bajada de pasajeros en cada punto.